El portafolio perfecto para mostrar tu trabajo

Por fin has decidido mostrar tu talento al mundo. Quieres que otros admiren tu trabajo, y recibir oportunidades laborales.

¿De qué manera puedes crear un portafolio fotográfico adecuado?

Por temas: una buena idea es crear un portafolio sobre un tema determinado si te interesa especializarte en un tipo de fotografía o si tu objetivo es captar un tipo de cliente determinado. Puedes crear un portafolio de fotografía arquitectónica, arquitectura, modelos, fiestas infantiles, etc.

Otra idea es crear un portafolio con muestras de distintos tipos de fotografía, titulando cada apartado. ¡Ojo! No pongas todas las fotos que tengas de cada tema, limítate a seleccionar las mejores y el impacto será mayor.

Por estilo: puedes optar por ordenar tus fotografías por estilo. Puedes juntar fotografías en blanco y negro, con una gama de colores específica o un estilo único (como fotografías en movimiento). Esto le otorgará personalidad a tu portafolio, haciéndolo más armónico.

Personalizado: si tienes varios estilos y te gusta fotografiar diferentes escenarios, tu mejor arma será un portafolio flexible y adaptable. Si quieres estar abierto a distintas posibilidades laborales, por ejemplo, tendrás que modificar tu portafolio cada vez que quieras presentarlo, de manera que se adapte a tu cliente objetivo o futuro empleador. Requiere de más dedicación, pero sin duda es la clave del éxito.

Y tú, ¿ya tienes un portafolio de fotografías?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *